¡Qué Gente, Mi Gente!

Ser padre: una gran responsabilidad

Sobre Este Episodio

Silvia llega al hospital con José Andrés. Pero su salud no es la única consecuencia de lo ocurrido.

Detrás del Micrófono

  • Alicia La Hoz, Psy.D. Fundadora & CEO

Más Información

El dolor emocional


Es de esperar que el vicio lastime a su esposa y hasta destruya la vida matrimonial; pero cuando el vicio afecta a sus hijos, es inaceptable. Al exponerlos a su adicción, ellos son víctimas del estrés tóxico, provocando consecuencias negativas en su desarrollo emocional, mental y físico.

A veces me pongo a pensar en el dolor incomprensible que un niño, creciendo en una familia con adicción, debe sentir. El dolor emocional de un niño en estas circunstancias no puede ser medido propiamente, pero cualquier observador puede darse cuenta de que algo está sucediendo en la vida interior de este niño.

Aunque el dolor emocional no se puede medir, los resultados sí se hacen visibles. Estos niños terminan sufriendo depresión, baja auto-estima, bajas calificaciones en la escuela; muchas veces, muestran señales de mala nutrición y hasta abuso o negligencia. Vivir con una persona sumergida en una adicción tiene un efecto devastador, no importa cuán pequeña o adulta sea la persona. Pero el niño sufre más porque en su inocencia no se da cuenta que no puede controlar o cambiar a la persona con adicción con la que vive y que el comportamiento dañino y destructor en el cual la persona adicta está envuelta no es su culpa.

Un niño cargando un dolor tan grande comienza a entretener pensamientos que resultan tener muchos fallos. Su cabeza se llena de estos pensamientos defectuosos y estos comienzan a enviar estos mensajes al corazón donde la tristeza comienza a crear depresión. Esta depresión aumenta el estrés que este niño siente hasta llegar al punto de tener que usar un comportamiento -usualmente nocivo- para que lo ayude a escapar su realidad. Para un niño puede ser la misma adicción que consume a unos de sus padres o mal comportamiento en la escuela o una ira explosiva, entre otras cosas.

Es importante entender de una vez por todas que arriesgamos la vida de nuestros hijos y silenciamos sus voces con nuestras adicciones. Busque ayuda para su vicio porque solo usted tiene el poder de salvar a su hijo del abismo emocional al cual lo ha empujado.

Más Episodios

El fuego quema (T2E15)

Hoy, en el Centro Cultural, se celebra la llegada de la tienda VEOSI.

Listen to Episode

Ser padre: una gran responsabilidad

Silvia llega al hospital con José Andrés. Pero su salud no es la única consecuencia de lo ocurrido.

Listen to Episode

¿Accidente o negligencia? (T2E13)

Silvia llega al hospital con su hijo, José Andrés, por ambulancia. ¿Qué le habrá pasado?

Listen to Episode

No hay peor ciego que el que no quiere ver (T2E12)

Inocencio se encuentra con su esposa en el hospital.

Listen to Episode